Feed de
Artículos
Comentarios

De Julian Barnes solo había leído Niveles de vida, un libro de no ficción en el que el autor trata, entre otros temas, la muerte de su mujer, pero nunca me había adentrado en ninguna de sus novelas, que estoy ahora leyendo con una mezcla a partes iguales de placer y avidez – antes de terminar El sentido de un final ya había empezado La única historia.

El relato se adentra en la amistad entre Tony, el narrador, y un amigo de su juventud, Adrian, rememorando en la primera parte de la novela los años de instituto en los que trataban de encontrar el sentido de la vida a través de un suceso que en aquella época les marcó: el suicidio de uno de sus compañeros de clase. Las personalidades de ambos jóvenes son muy dispares: Tony es un chico con poca iniciativa mientras que Adrian es mucho más carismático y, a pesar de ser el chico nuevo del colegio, no tarda en destacar entre su grupo de amigos. Es un grupo compacto, con los mismos intereses, con la misma visión de la vida, y que solo se disolverá cuando lleguen los años de universidad y los kilómetros de distancia les hagan perder el contacto.

Enseguida descubrimos el motivo de Tony para contarnos toda esta historia ahora, después de varias décadas, y es que la madre de una antigua novia ha muerto y, en su testamento, la mujer le ha legado un documento que le obligará a viajar al pasado. Y precisamente este es el tema central de la novela: los recuerdos que uno alberga y cómo los adornamos a lo largo de los años, reescribiendo la historia para nosotros mismos y para aquel que la quiera conocer.

¿Cuántas veces contamos la historia de nuestra vida? ¿Cuántas veces la adaptamos, la embellecemos, introducimos astutos cortes? Y cuanto más se alarga la vida, menos personas nos rodean para rebatir nuestro relato, para recordarnos que nuestra vida no es nuestra, sino sólo la historia que hemos contado de ella. Contado a otros, pero sobre todo a nosotros mismos.

El sentido de un final merece un hueco entre vuestras lecturas por las reflexiones del protagonista sobre el pasado y cómo sobrevivimos a él, pero también por la maestría con la que entreteje distintas épocas de la vida de Tony en pequeñas dosis dentro del mismo párrafo, de la misma página; sin capítulos pero con gran fluidez, y manteniendo la curiosidad del lector por ese testamento, ese legado, ese pasado y ese presente.

Una lectura de diez.

Os dejo la información de la edición de bolsillo:

Título: El sentido de un final
Autor: Julian Barnes
Editorial Anagrama
Encuadernación: Bolsillo
ISBN: 978-84-339-7737-3
Páginas: 192
Precio: 8,90 €

Puedo asegurar que se siente una pizca de culpabilidad al escribir una crítica negativa de un libro con un título tan evocador para cualquier lector que se precie, pero lo cierto es que El amor y la lectura ha sido una pequeña decepción; pequeña por tener apenas cien páginas, pero una decepción al fin y al cabo.

La historia es un romance simplón escrito para atraer a los amantes de los libros: en el día del Libro (San Jordi), una madre acude a una librería para levantarle el ánimo a su hijo, recién divorciado, y a quien “no le gusta leer”. La librera, que acaba de abrir la librería con la que siempre había soñado tras haber perdido un trabajo que no la llenaba, le recomienda El principito. Nuestro futuro lector intenta cambiar el libro pero no lo conseguirá, primero porque descubre que la librera le hace tilín y, después, porque cambia de parecer cuando ella le explica que no es un libro infantil y que está repleto de enseñanzas para la vida.

Comienza así un romance lleno de citas de libros de autoayuda; un extraño giro argumental en el que la pareja rompe momentáneamente relaciones, supongo que para añadir un poco de emoción a una historia que no tiene ninguna; y un final feliz, como era de esperar.

En fin, me parece que es un libro que pretende tentar a amantes de los libros, en especial a lectoras, que rompen con su vida para perseguir sus sueños librescos, que pueden cambiar la vida de sus amados a través de sus expertas recomendaciones literarias, pero que se queda en un relato demasiado simple y fácil de olvidar. Eso sí, reconozco que la portada queda preciosa en las fotos de bookstagram.

Título: El amor y la lectura
Autor: Sílvia Tarragó
Editorial Comanegra
Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-17188-38-2
Páginas: 104
Precio: 14,50 €

Seguro que a estas alturas todos conocéis a Moderna de Pueblo. Yo solo he leído Los capullos no regalan flores, que me gustó muchísimo, y tenía muchas ganas de leer el nuevo, Idiotizadas.

En esta novela gráfica, Moderna detalla los valores tradicionalmente machistas con los que teníamos que vivir las mujeres, y el cambio que se está produciendo en nuestra generación.

Repasa los “cuentos de hadas” a través de sus amigas y de su propia madre, y nos regala viñetas sobre depilación; cánones de belleza; hijos vs. vida laboral; la cantidad de hombres exacta con los que puedes ir a la cama sin que te llamen zorra, pero tampoco mojigata, etc.

Como siempre, Moderna lo cuenta de manera desternillante, y tiene detalles que son un puntazo. El problema viene cuando te paras a pensar en que todo lo que cuenta es verdad, y que no todas tenemos la fuerza interior y la confianza en nosotras mismas para que nos deje de importar lo que digan los demás. Aunque he de reconocer que libros como estos ayudan, y mucho.

Espero que leáis a Moderna, que siempre da en el clavo.

Reseña de Los capullos no regalan flores.

Título: Idiotizadas
Autor: Moderna de Pueblo
Editorial: Zenith
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Páginas: 160
Precio: 14,90 €

Imaginaos entrar en una librería y descubrir un relato nuevo de Zweig. Ahora imaginad que una amiga muy querida coge un ejemplar, lo compra, y te lo regala.

La colección invisible es, como no podía ser de otra manera, una pequeña joya. Tras la I Guerra Mundial un anticuario en horas bajas se interesa por una colección de arte de un antiguo cliente, y lo que viene a continuación es una pequeña historia que nos dejará sumidos en la melancolía.

El lector nunca sale indemne tras leer a Zweig, pero esto no es impedimento para adentrarse en este relato, triste y conmovedor. Espero que lo leáis.

Título: La colección invisible
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Olañeta
Páginas: 75
Precio: 7,00 €

¡Feliz día del libro a todos!

Aunque aquí es el día de la Comunidad (autónoma) y no se celebra el día del libro, hoy es día de fiesta y me ha apetecido preparar un café literario para que paséis a cotillear entre los libros han pasado a formar parte de mi biblioteca durante los últimos meses.

Empezamos por Los asquerosos (Santiago Lorenzo). Fue una compra de esas caprichosas gracias a las recomendaciones de otros blogueros, que han hablado muy bien del libro en las redes sociales. ¡Además, es mi primer Blackie Books!

Rocío (de @cazandoestrellas) sorteó en febrero un ejemplar de Habla de nosotros, una recopilación de relatos, poemas e ilustraciones homenajeando a las personas que luchan en defensa de los animales. ¿Adivináis quién ganó el sorteo?

Además me envió una postal preciosa de unos monitos hecha de madera que creo no podré enviar a nadie porque me chifla.

Estos dos libros han venido ambos de dos visitas a Madrid: El tigre dormido es uno de los pocos libros de Rosamunde Pilcher que me faltan por leer y que, además, está descatalogado, así que se me pegó a la mano en una tienda de segunda mano alucinante que visitamos en febrero. La colección invisible (Stefan Zweig) es uno de esas perlitas en forma de relato de este autor que tanto admiro, y fue un regalo de Loque.

En inglés y de segunda mano, he comprado un par de libros: How green was my valley (Qué verde era mi valle), de Richard Llewellyn, fue una recomendación de Mónica, que no paraba de recomendarlo en twitter y me llevó por el camino del mal. Y nunca mejor dicho, porque cada vez que veo esta portada siento impulsos asesinos… (¿Alguna vez habéis visto una portada tan fea?).

The story keeper (Anna Mazzola) fue un capricho que me di al terminar el Máster; la había visto recomendada por las redes sociales, y me apeteció.

Seguramente os sorprenderéis de ver este último libro. Estoy matriculada en un club de cultura de la UNED y cada trimestre nos dan a elegir dos libros para leer y reseñar (a cambio nos dan medio crédito ECTS). Estre trimestre, con el motivo del 50º aniversario de la llegada del hombre la la Luna, uno de los recomendados ha sido La carrera espacial, de Ricardo Artola, y por eso lo he sacado de la biblioteca. Por cierto, que en la biblioteca pública nos han regalado esta bolsa de tela que veis en las fotos acompañando a los libros, con motivo del día del libro. ¿No es una monada?

*****

Y estas han sido mis modestas adquisiciones. Como os comenté, no he podido comprar nada hoy, pero me guardo algunas recomendaciones vuestras que he ido apuntando a lo largo del día para cuando llegue la feria del libro, que no tardará.

Espero que hayáis disfrutado de nuestro día, lectores.

No es sencillo decidirse a leer el último libro de una saga te encanta. Te emocionas por reencontrarte con tus personajes favoritos pero sabes que será el último encuentro o, si los hay posteriores, que ya nunca sentirás lo mismo.

Y, sin embargo, ¿qué otra opción tenemos?

La ciudad de los espejos pone el broche de oro a la historia post-apocalíptica en la que he estado inmersa durante tanto tiempo, y Justin Cronin lo hace siguiendo las directrices que había ido marcando en su anterior novela: comienza recordándonos que todo lo que vamos a leer sucedió mil años antes del tiempo en el que la humanidad se encuentra ahora; pasa entonces al punto donde nos dejó en el anterior volumen; vuelve después al punto de partida, el del mundo antes del virus; y, finalmente, continúa la historia de forma lineal, esta vez sí, hasta el ansiado final.

Resulta curioso releer las primeras líneas de El pasaje, porque ahora comprendes que el autor nos lo había dicho todo allí:

Antes de convertirse en la Chica de Ninguna Parte (La Que Entró, La Primera, Última y Única, que vivió mil años), era tan solo una niña de Iowa llamada Amy. Amy Harper Bellafonte.

Para los que habéis leído los libros anteriores, sabed que vais a conocer a Cero. Y no solo a Cero, sino a Tim Fanning, el hombre que fue antes del virus; aquel que va a destruir a la humanidad que una vez lo destruyó a él. Los que no conocéis la historia, os invito a descubrirla pero os advierto que habrá muchos finales, uno para cada personaje, y no todos serán justos ni felices. Que cada uno decida si puede soportarlo.

Eso sí, la historia termina. Y me ha costado dejarla ir.

Título: La ciudad de los espejos
Autor: Justin Cronin
Traductor: Victoria Simó
Editorial: Umbriel
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:978-84-92915-94-1
Páginas: 765
Precio: 23,00 €

**********

Cuando llevaba una buena parte del libro estrenaron la primera temporada de la serie. Solamente abarca el primer tercio de El pasaje, antes de llegar a la Colonia. Han cambiado prácticamente todo, pero se las han arreglado para mantener la esencia de la historia intacta.

Y, qué queréis que os diga, ver a una niña negra comiéndose la pantalla y protagonizando lo que será una historia épica, me place.

 

No sé si muchos lectores conocerán esta colección de relatos de Alejandro Palomas; es un libro que tiene ya unos añitos y que encontré por pura casualidad en la biblioteca cuando estaba buscando libros cortos para leer en el Readathon de octubre. Del autor tan solo había leído Una madre y me gustó muchísimo, así que tengo a este autor en la lista de “leer todos sus libros en cuanto sea posible”.

Pequeñas bienvenidas es un conjunto de relatos sobre relaciones que empiezan o terminan y que nos presentan a sus personajes -casi siempre mujeres- en esos momentos de cambio: en unas ocasiones temerosos pero ávidos ante esa nueva persona que entra en sus vidas, en otras rememorando épocas pasadas que con el velo del tiempo se vislumbran más felices.

Para ser totalmente sincera no todos los relatos me gustaron por igual, aunque esto es una constante para mí en estos libros y, aunque entretenidos, tampoco los encontré tan absolutamente adorables como la novela posterior del autor que ya había leído. Quizás lo que más me gustó fue la repetición de personajes a lo largo de los relatos; me gusta ver a un protagonista unas páginas después como secundario.

En fin, supongo que es un libro que solo atraerá a los incondicionales del autor: no llegarán a gustar tanto como sus novelas pero os resultarán lecturas agradables.

Reseña de Una madre.

Título: Pequeñas bienvenidas
Autor: Alejandro Palomas
Editorial: Ediciones El Cobre
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
ISBN: 978-84-96095-80-9
Páginas: 130
Precio: 18,00€

En mi biblioteca pública tienen a la entrada una pequeña estantería temática que van cambiando cada mes. Siempre echo un vistazo al entrar (a no ser que la temática sea la tauromaquia, que también ha pasado, no creáis…), y este mes estaba dedicado a las mujeres en la literatura. Fue una suerte que encontrara este libro allí porque normalmente estaría en la sección de biografías, y no la frecuento demasiado.

Mujeres de ciencia contiene cincuenta mini biografías de mujeres que han destacado en numerosos campos científicos, muchas galardonadas con Premios Nobel y otras distinciones importantes, y todo ello acompañado de preciosas ilustraciones mostrando a estas pioneras en su entorno de trabajo.

Las biografías están ordenadas temporalmente según la fecha de nacimiento de cada mujer, y he de reconocer que tan solo conocía a un puñado de ellas: Hipatia, Marie Curie, Rosalind Franklin, Jane Goodall… Por una parte ha sido fenomenal ponerle freno a mi ignorancia, pero por otra parte siento un poco de rabia por no haberlas conocido antes, y más habiendo estudiado una carrera de ciencias, precisamente.

Lo más impactante de todas estas personas no son los decubrimientos y avances científicos que protagonizaron, que fueron y son de gran importancia, sino el hecho mismo de que los pudieran llevar a cabo con la misoginia y la discriminación que se encontraban a cada paso: muchas trabajaban sin cobrar un sueldo, no se les permitía utilizar los laboratorios de las universidades y se las relegaba a trabajar en sótanos y almacenes que nadie utilizaba y, en fin, las amenazaban con despedirlas por razones increíbles

De Mary Agnes Chase:

Mary también era sufragista. Se manifestó por el derecho de la mujer a votar en Estados Unidos, incluso cuando el USDA (Departamento de Agricultura de los EEUU) amenazó con despedirla.

De Barbara McClintock:

El decano la amenazó con despedirla si alguna vez se casaba o si su socio masculino de investigación dejaba la universidad.

En este sentido es un libro duro de leer pero, como compensación, también hay historias que reflejan que no todo fueron obstáculos y que hubo hombres que las apoyaron y reivindicaron su trabajo, como el mismísimo Albert Einstein.

Lo que más me ha gustado ha sido ver todos esos muros que las mujeres han ido derribando a lo largo de los siglos: había cosas que eran impensables en otras épocas y, sin embargo, ellas lo hicieron, y eso es lo que me da esperanza de cara al futuro. Ahora nos toca recoger su testigo sabiendo que lo que hoy es imposible mañana será una realidad.

No dejés de leer esta preciosura. Feliz día de la Mujer.

Título: Mujeres de ciencia. 50 intrépidas pioneras que cambiaron el mundo
Autora e ilustradora: Rachel Ignotofsky
Editorial: Nórdica Libros
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 978-84-16830-80-0
Páginas: 128
Precio: 25 €

El año pasado no pude resistirme a regalar a mi hermana por Navidad el libro de Maestra de pueblo con L de novata, y este año no me resistí tampoco a regalarle su continuación, Estado civil: Opositora; eso sí, previa lectura por mi parte (lo hago por ella: alguien tiene que probar el libro primero para saber si es un buen regalo, ¿no?).

En las nuevas aventuras de Maestra de pueblo nos encontramos todas las peripecias a los que los maestros opositores se van a enfrentar en este año 2019: cubrir bajas laborales en diferentes colegios mientras intentan sacar tiempo para estudiar.

Como siempre, las viñetas te sacarán más de una sonrisa mientras vemos a nuestra protagonista sobrevivir a base de subrayadores fosforitos y tuppers de su madre, y es que nadie dijo que este fuera un camino fácil, aunque siempre encuentra pequeñas alegrías en su día a día.

No os cuento mucho más porque es un cómic que merece la pena leer por vosotros mismos. Si disfrutásteis de de Maestra de pueblo con L de novata, esta segunda parte os encantará también; y se lo recomiendo especialmente a los opositores ya que estoy segura de que os dará un empujoncito a la motivación esa que está bajo mínimos en la foto de arriba 😉

Otras reseñas de esta autora:

Título: Maestra de Pueblo. Estado civil: opositora
Autor: Maestra de Pueblo
Ilustrador: Cristina Picazo
Editorial: Grijalbo
ISBN: 978-84-253-5682-7
Páginas 112
Precio: 15,90 €

2018: Un año en libros

Me encanta terminar el año repasando los libros que he leído y analizando las “estadísticas lectoras” del año, ¿me acompañáis?

En 2018 he leído 61 libros. De ellos,

31 libros escritos por mujeres y 30 escritos por hombres.

30 lecturas en inglés y 31 en español.

20 audiolibros (todos ellos en inglés).

7 ebooks.

34 libros en papel. De estos, 19 son libros de las bibliotecas públicas de León, Luanco y Ávila.

31 libros de no ficción (todos los audiolibros entran en esta categoría) y 30 de ficción.

4 han sido relecturas.

10 cómics y 2 libros de poesía.

El libro más largo es de 1088 páginas y el más corto de 64.

A mi pesar, confieso que no alcancé mi reto de Goodreads, que lo puse en 65 libros… Habrá que intentar superarlo en 2019 😉

*****

De estos 61 libros, he dado la máxima puntuación a quince, entre los que destaco los siguientes:

No ficción:

La magia del orden (Marie Kondo). Gracias a ella he conseguido quedarme solo con las cosas que me gustan y quiero tener, y me ha servido de gran ayuda cuando hice la mudanza este verano. No puedo parar de recomendarlo.

El gozo de escribir (Natalie Goldberg): un libro de lo más inspirador que he leído ya dos veces y sé que volveré a hacerlo.

Ficción:

El guerrero a la sombra del cerezo (David B. Gil) ocupa un lugar destacadísimo: no esperaba que una novela sobre samuráis pudiera engancharme tanto.

A través del fuego (Nicholas Evans) ha sido uno de los libros que más he disfrutado, tanto por la trama como por los personajes.

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey (Mary Ann Shaffer) era uno de esos eternos pendientes que ahora me arrepiendo de no haber leído antes… Qué delicia.

El baile de las luciérnagas (Kristin Hannah): ha sido también una sorpresa que saqué prestado por puro azar de la biblioteca y me entusiasmó.

Y también quiero recordar algunas lecturas de mis autores favoritos: Bajo el signo de géminis (Rosamunde Pilcher), Los besos en el pan (Almudena Grandes) y mis queridos vampiros de Justin Cronin. Son esos escritores que siempre elijo cuando quiero ir sobre seguro.

*****

Y esto es lo que ha dado de sí el año en cuanto a lecturas se refiere. Y, según escribo este post, ya estoy deseando adentrarme en las historias que aguardan en las estanterías, ¿os pasa lo mismo?

Feliz año lector.

Artículos anteriores »