Feed de
Artículos
Comentarios

Últimamente he leído muchos libros pero no he encontrado el tiempo suficiente para reseñarlos, así que he decidido hacer alguna entrada con reseñas breves porque me apetecía que estos libros estuvieran también en el blog.

Estos los he agrupado simplemente por ser de autores españoles pero, en cuanto al género, nada tienen que ver entre sí.

Todo lo que era sólido, de Antonio Muñoz Molina

todo lo que era sólidoHa sido un libro para el club de lectura y me ha gustado mucho. Es un ensayo en el que el autor hace un repaso detallado al cambio que ha sufrido la vida política en nuestro país desde la instauración de la democracia hasta nuestros días (aunque es una pena que el libro fuera escrito en 2012 y, por tanto, no hable aún de, por ejemplo, Podemos).

Es, de verdad, una lectura obligatoria, aunque os aviso que os dejará de un humor de perros al ver en qué se han ido todos nuestros impuestos a lo largo de los años. No obstante, también tiene unas reflexiones finales bastante esperanzadoras.

Muy recomendable.

Título: Todo lo que era sólido
Autor: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Seix Barral
ISBN: 978-84-322-1544-5
Páginas: 288
Precio: 18,50 €

La vida era eso, de Carmen Amoraga

La vida era esoOtro libro leído gracias al club de lectura. El marido de la protagonista acaba de fallecer de un cáncer y asistimos a las fases del duelo por las que la mujer pasa. Me ha parecido un torbellino de emociones que reflejan muy bien las situaciones cotidianas a las que se puede enfrentar una mujer en esta situación.

No obstante, en el club de lectura ha sido bastante rebatida la cuestión de si la novela merece el Premio Nadal o no, ya que decían que esta novela no está a la altura de otras que han recibido el premio. Yo, como no he leído ningún Premio Nadal, no tengo ni idea, pero sí puedo decir que es una lectura que puede gustar, por lo apasionado del relato.

Título: La vida era eso
Autor: Carmen Amoraga
Editorial: Booket
ISBN: 978-84-233-4893-0
Páginas: 320
Precio: 8,95 €

A las ocho en el Novelty, de Carlos Díaz Domínguez

A las ocho en el noveltyEsta novela la recibí gracias al autor y la leí hace ya meses, pero fui posponiendo la reseña hasta ahora. Espero que Carlos me perdone.

El argumento gira en torno a un supuesto tesoro propiedad de Godoy, y la búsqueda que una anticuaria, Leonor Cortés, debe realizar bajo coacción de un magnate ruso muy poderoso. Además, desde España siguen minuciosamente los pasos de Leonor, pues se teme que el tesoro pueda tener repercusiones acerca de la legitimidad del actual rey (bueno, del anterior, ahora que lo pienso, jeje).

Es una trama que engancha al lector desde el primer momento, sobre todo si estás familiarizado con el árbol familiar de la Casa Real de ese periodo (¡gracias, Galdós!). Tengo que apuntar que me encanta la manera que tiene Carlos de escribir, que hace que sea una lectura muy agradable. Como contrapunto, comentar que hay algunos detalles que me parecieron poco realistas, como la historia romántica entre Leonor y un antiguo novio, precisamente en un momento en el que incluso su hijo está amenazado por los rusos, y algunas conversaciones que tienen con un profesor que les ayuda en su búsqueda. Pero el resultado final me ha gustado, la verdad.

Título: A las ocho en el Novelty
Autor: Carlos Díaz Domínguez
Editorial: Ediciones B
ISBN: 978-84-9872-981-8
Páginas: 452
Precio: 10,00 €

 

Tenía muchas ganas de repetir con esta autora después de lo mucho que me gustó Yo antes de ti (reseña), así que no pude resistirme cuando me lo ofrecieron desde la editorial, que querían hacer una lectura conjunta con varios blogueros.

Uno más uno jojo moyes

Uno más uno comienza presentándonos a varios personajes, de tal manera que cada capítulo está escrito desde la perspectiva de uno de ellos. Tenemos a Jess, una mujer a la que su marido ha abandonado (aunque parece que será solo temporalmente) y que se ha quedado con su hija, Tanzie, y con el hijo de él de una relación anterior, Nicky. Tanzie es una niña de diez años que es un genio de las matemáticas, y su profesor propone a Jess que la cambie de colegio a uno privado –y carísimo– que se especializa en alumnos con capacidades fuera de lo común. Por su parte, Nicky es un chico que viste de gótico y que por ello recibe muchas palizas por un grupo de adolescentes de su instituto; además no se siente muy a gusto estando en una familia a la que realmente no pertenece, pese a que Jess lo trata como si fuera su propio hijo.

Fuera ya del núcleo familiar, tenemos a Ed Nicholls, un informático millonario que se ve envuelto en un escándalo por tráfico de información privilegiada y se retira a su casa de vacaciones, en el pueblo donde viven Jess y su familia, para mantenerse alejado de la prensa.

Jess no puede negarle a Tanzie ese colegio tan genial al que la niña está deseando ir, pero tampoco puede pagar la matrícula, así que decide que Tanzie se presentará a una Olimpiada matemática en Escocia, cuyo premio ayudará a pagar el colegio. Tales son las dotes de la niña que todos están seguros de que Tanzie quedará la primera. Será finalmente Ed el que les llevará a todos hasta Escocia (¡incluso al perro!) en un viaje que será toda una aventura.

La parte central de la novela es de tipo road trip y muy divertida, con estos personajes tan dispares metidos en un coche. Me han encantado Tanzie y Nicky, sobre todo la niña, que no para de hacer ejercicios de matemáticas, practicando cada vez que paran, pensando mentalmente mientras conducen, etc. Jess es la positividad personalizada pero a la pobre todo le sale mal, y cada vez que intenta llevar una vida mejor le sobreviene un desastre. Nicky me ha dado mucha pena por todo lo que le ocurre en el instituto y por el pasotismo de su padre, pero me alegro de que esté con ellas, porque creo que, a pesar de todas las calamidades, no hay ningún lugar donde le quieran más que en esa casa.

La historia de amor entre Jess y Ed es bastante predecible, aunque tiene algunas escenas originales. No he podido evitar comparar con Yo antes de ti y, claro, sale perdiendo Uno más uno. El punto fuerte aquí son los personajes, que son estupendísimos y prometo que os encandilarán, pero el romance se queda cojo en este caso y a mí me decepcionó un poquito. En todo caso, ya os digo que es un libro que se lee del tirón y que os va a dejar con ganas de leer más novelas de la autora.

En fin, ¿quién se apunta a recorrer el territorio británico rumbo a una Olimpiada de matemáticas?

rakin3Título: Uno más uno
Autor: Jojo Moyes
Editorial: Suma de Letras
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-8365-842-0
Páginas: 440
Precio: 19,00 €

En muchas ocasiones he leído libros y luego, independientemente de si me han gustado o no, voy posponiendo la reseña hasta que finalmente decido no escribirla, de tanto tiempo que ha pasado desde que lo leí. El problema es que me siento muy culpable cuando el libro en cuestión me ha gustado mucho, porque me parece que, igual, alguien ha dejado de conocerlo simplemente por haberme vuelto un poco perezosa; que es lo que me estaba pasando con La testigo, de Nora Roberts, y por eso he decidido ponerle solución.

LaTestigo.jpg

Ya sabéis – y, si no, ya os lo recuerdo ahora – que las historias románticas me chiflan, pero incluso yo tengo algunos reparos a la hora de leer a las autoras digamos “clásicas” de novela romántica; esas que tienen sellos editoriales solo para ellas. Y a causa de tales reparos me encontraba sin haber leído nada de doña Norita Roberts.

La testigo comienza cuando Elizabeth Fitch se rebela contra su madre porque está harta del control que ejerce sobre ella: su madre decide la ropa que Elizabeth puede llevar, las amistades que tiene, las asignaturas que estudia y hasta lo que puede comer y beber. Pero esa noche de rebeldía adolescente nada sale según lo esperado y Elizabeth acaba presenciando el asesinato de dos personas por la mafia rusa. Su vida cambiará para siempre.

Doce años más tarde, nos encontramos en un pueblecito cerca de Los Ozarks, en el que nunca pasa nada extraño, por lo que el jefe de policía, Brooks, decide interesarse por la vida de Abigail, una mujer que se ha mudado allí hace unos meses pero que no se relaciona con nadie de la población y, además, tiene instalado en su casa un sistema de seguridad de lo más sofisticado. Para qué negarlo; Abigail es una chica muy atractiva y Brooks se siente atraído por ella.

The ozarksMontañas donde se desarrolla la historia (fuente)

No sé si a primera vista os parecerá un libro apetecible, pero dejadme añadir que el personaje de Elizabeth me fascinó. Su madre prácticamente la seleccionó genéticamente y la educó de tal manera que la chica tiene un coeficiente intelectual fuera de la media, así que en las interacciones que tiene con la gente siempre intenta parecer simpática conversando y dando respuestas que le dejan a uno las neuronas patinando; y claro, eso no es que la ayude mucho a tener vida social. La verdad es que los diálogos me encantaron; son muy divertidos.

Brooks, el personaje masculino principal, es un hombre muy campechano y los intentos de acercarse a Abigail, que no quiere otra cosa que pasar desapercibida, no le salen demasiado bien al pobre, porque incluso parece que la está acosando. Además, los razonamientos que hace ella sobre la relación son bastante desternillantes.

En fin, que ha sido una lectura que he disfrutado muchísimo. Pensaba que iba a ser demasiado romántica para mi gusto, pero me ha dejado más que sorprendida al empezar con asesinatos, mafia rusa, madres controladoras, agentes infiltrados, etc. La segunda parte, la más pastelosa, también me ha gustado mucho ya que a los personajes, especialmente al femenino, se les coge cariño, y también porque ya está una enganchada al libro gracias al principio.

rakin5

Soy consciente de que esta es una autora muy prolífica y que tendrá libros más o menos buenos, pero si, teniendo en cuenta que este me ha gustado mucho, queréis recomendarme alguno más de ella que me pueda gustar, estoy deseosa de apuntar títulos.

Os dejo los datos de la edición de bolsillo:

Título: La testigo
Autor: Nora Roberts
Editorial: Debolsillo
ISBN: 978-84-9062-381-7
Páginas: 512
Precio: 9,95 €
Lo leí el año pasado, así que no me cuenta para ningún reto.

Empezaré diciendo que esta es una autobiografía muy dura de leer.

una vida robada jaycee dugard

Jaycee Dugard fue raptada por un matrimonio, Phillip y Nancy Garrido, a los 11 años cuando iba de camino a la parada del autobús del colegio, y estuvo cautiva durante 18 años en casa de ellos.

Ya nos rompe el corazón al empezar el relato y explicarnos cómo el nuevo marido de su madre la hacía sentir mal criticándola continuamente, y lo que viene después es casi imposible de asimilar, cuando los Garrido se la llevan una mañana, confinándola en una habitación en la parte de atrás de su casa, atada de pies y manos al principio, y diciéndola que ella va a “ayudar” a Phillip con sus problemas sexuales.

Lo más descorazonador ha sido ver lo mucho que Jaycee necesitaba el cariño de alguien. En el libro incluye extractos de algunos diarios que escribió para los gatos que Phillip le traía como regalo para ella y luego se llevaba, dejándola como un alma en pena. En estos escritos se ve que quería a sus gatos con todo su corazón, y que se preocupaba mucho por que ellos también la quisieran a ella. Lo mismo le pasaba con Nancy, a la que los primeros meses nunca vio, pero luego, al decirle Phillip que Nancy estaba celosa de ella, intentaba por todos los medios portarse bien para caerle bien. De verdad que leer esto da muchísima pena.

Jaycee tuvo dos hijas durante su cautiverio; la primera a los 14 años. La obligaron a actuar como si fueran hijas de Nancy y ella fuera su hermana, pero las cuidaba ella e intentaba educarlas lo mejor que podía, ya que los Garrido no las llevaban al colegio. Incluso Jaycee ayudaba en casa con los negocios de Phillip, diseñando tarjetas e invitaciones en el ordenador.

Lo peor de todo es que los Garrido la hicieron pensar que el mundo era distinto a cómo es: ella creía que, si escapaba, sus hijas se iban a quedar para siempre en la casa, y por un lado quería huir, pero por otro sabía que no lo haría porque no quería separarse de ellas. También la hicieron creer que el mundo estaba lleno de gente mala (como Phillip, vaya), y que con ellos no iba a pasarle nada porque la protegían.

También habla de lo difícil que ha sido volver a la normalidad cuando fue liberada, sobre todo por tener que lidiar con la prensa, que siempre andaba detrás de ella y de sus hijas, haciéndola sentir otra vez cautiva. El libro mismo parece ser que fue idea de su terapeuta y, aunque está escrito de una manera muy sencilla (después de todo, ella solo fue al colegio hasta los 11 años), creo que expresa muy bien lo que vivió y lo que sintió durante todo ese tiempo que le robaron. Sobre todo, Jaycee consigue contagiar las ganas que tiene de vivir y de ser feliz.

Muy recomendable, de verdad; aunque muy duro.

Yo lo leí en inglés, pero me parece que hay una versión en español que se puede comprar en ebook en amazon, por si alguien está interesado.

Aquí podéis leer un resumen de su historia.

Título: Una vida robada
Autor: Jaycee Dugard
Precio ebook amazon: 6,49 €

Es hora de enseñar todos los libros que han llegado a casa en los últimos dos meses. ¡Qué emoción!

imm 3

De Popular libros he recibido los dos primeros:

El peso del corazón, de Rosa Montero: es la última novela de la autora, y la segunda con Bruna Husky de protagonista. Como me gustó tanto la primera, tenía ganas de leer esta otra.

Vestido de novia, de Pierre Lemaitre: he visto tantas buenas opiniones en la blogosfera sobre esta novela, que me apetecía leerla.

El maestro, de Màrius Mollà: me lo ofreció la editorial, y como tenía tan buenísima pinta, no me pude resistir.

La flor del Surinam, de Linda Belago: había leído también la anterior novela de la autora, que son de tipo landscape, y me gustó, así que también me picó el gusanillo con este libro nuevo.

 

imm2Uno más uno, de Jojo Moyes: desde la editorial están organizando una lectura conjunta y, como Yo antes de ti me encantó, me he apuntado. Lo terminaré hoy mismo.

El último encuentro, de Sándor Márai: este libro lo leyeron en mi club de lectura justo cuando yo estaba de exámenes y no pude leerlo por falta de tiempo, pero se lo había regalado a mi abuela en Navidad y me lo ha prestado. Ha gustado muchísimo, así que tengo muchas ganas de leerlo.

La vida era eso, de Carmen Amoraga: este también es del club de lectura, ya lo he leído y lo reseñaré pronto.

La trampa dorada, de Philippa Gregory: me lo ha regalado Osheaa y me llegó justo el día de San Valentín, jejeje. No he leído nada de esta autora todavía, y me apetece mucho probar con sus novelas históricas.

Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre, de Belén Barroso: no creo que este libro necesite ya más introducción. Tenéis mi reseña aquí.

imm1Estas dos monadas en inglés:

The bookseller, de Cynthia Swanson: no sé si lo traducirán a nuestro idioma, pero si leéis en inglés apuntadlo en la lista YA, que me ha encantado.

As you wish, de Cary Elwes: me di un caprichín estas navidades, porque acababa de salir este libro y yo NECESITABA tenerlo. Son anécdotas del rodaje de La princesa prometida, contadas por el protagonista. No me digáis que no estáis muertos de envidia :D

ebooks

Y los libros en digital que han llegado a mi kindlecito son:

At the water’s edge, de Sara Gruen: es la nueva novela de la autora de Agua para elefantes; la conseguí gracias a Netgalley.

Getting the picture, de Sarah Salway: una novela epistolar sobre secretos familiares, que ya sabéis que me encantan.

Pleasant day, de Vera Jane Cook: esta autora me tiene enganchada, y cuando vi que se estaba organizando un book tour de esta novela suya, me apunté.

What are you hungry for? de Deepak Chopra: primera toma de contacto con este autor con un libro sobre cómo y qué comer. Me está resultando muy interesante, la verdad.

***************

En fin, me espera otra temporada más de buenas lecturas ;)

Este año empecé el reto in English leyendo un librito de nivel, ¡qué cosas!

Doy clases particulares de inglés (y de otras materias) a una chica que cursa 4º de ESO (a la que llamaremos A.) y en clase les mandaron leer y hacer un pequeño trabajo sobre el libro, así que lo leí yo también para poder ayudarla estas navidades.

three great leaders eleanor sutherland

El libro consta de tres biografías resumidísimas sobre Cleopatra, Napoleón y Nelson Mandela, y voy a ir por partes.

La biografía de Cleopatra no puede ser más caótica. La autora se empeña en llenar las pocas páginas que ocupa esta parte con nombres de personajes que al lector no le resulta necesario conocer y que no hacen más que entorpecer la lectura, porque una acaba hecha un lío. Y si yo me hice un lío con tanto emperador, rey, sirviente, general, médico y demás, no os quiero decir el batiburrillo que tenía la pobre A. Vamos, que ha sido un comienzo ideal para una chica a la que no le gusta demasiado el inglés.

La parte sobre Napoleón es mucho más amena, aunque también peca de meter personajes y pasajes que no aportan nada a la historia. Eso sí, noté un cierto trato de favor a los personajes británicos que aparecen en el relato, jeje.

Con la biografía de Nelson Mandela la cosa mejora notablemente, o esa fue mi impresión. También incluye algunos puntos que no están bien explicados, pero habiendo leído antes a Cleopatra, casi se perdona.

No es un libro que recomendaría para unos chicos de 15 años, pese a estar escrito para esa edad. Realmente no creo que les entusiasme la idea de leer sobre estos personajes (¿en serio hay que leerse a Napoleón cuando acabas de hacer los exámenes de Sociales sobre el temita? No puedo pensar en una tortura peor) y, habiendo leído esa biografía de Cleopatra, yo creo que hubiera desistido de mandarle a nadie leer ese criptograma de nombres y lugares.

Estoy segura de que hay libros mucho mejores y más divertidos para animar a los alumnos a leer en inglés.

PD: A. y yo también hemos hecho las actividades del librito, que conste ;)

 

No soy de las que suele dejar libros a medias, pero con La habitación oscura, de Isaac Rosa, no he podido…

la habitación oscura

Os cuento: en el primer capítulo, el autor nos relata cómo un grupo de gente se reúne por última vez en la habitación oscura. Hace años, cuando eran más jóvenes, habían alquilado un local donde iban los fines de semana, y un día se fueron las luces en todo el barrio y ellos, a oscuras, empezaron una orgía que se vio truncada por la vuelta del servicio eléctrico. A partir de ese momento, los fines de semana seguían yendo al local y eran ellos los que a una determinada hora de la noche apagaban las luces, hasta que decidieron preparar una habitación oscura para que entrara quien quisiera cuando quisiera.

Esto lo cuenta en 35 páginas, más o menos, y yo me pregunté “¿quiero saber algo más sobre este particular?” Sinceramente, no. Así que dejé de leer y empecé otra novela más interesante.

Me he encontrado a una de mis compis del club de lectura (era un libro para el club) y me dijo que solo lo habían acabado tres personas, y además por compromiso, para luego comentarlo en el club, así que ya veis que ha sido todo un éxito…

Aparte de que la historia en sí no consigue llamar la atención, también destacar que ese principio en primera persona del plural (nosotros pintamos, pusimos unas cortinas, apagamos las luces, etc), sin ningún personaje concreto, no ayuda en absoluto a captar el interés del lector.

No puedo valorar el libro, evidentemente, ya que no lo he leído, pero a esas 30 primeras páginas les pondría un 1/5.

Desde que he empezado a estudiar en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) algunas personas me habéis preguntado sobre esta opción, así que me he decidido a escribir un post con las ventajas e inconvenientes que yo veo, en comparación con los estudios presenciales.

Comentaros que antes de estudiar por la Uned, he estudiado otra carrera y un máster en la universidad presencial, y que mis comparaciones se basan en esta experiencia.

Espero que a alguien le sirva para valorar si este método se adapta a sus necesidades.

Estudiar en la Uned

Ventajas

No es obligatorio asistir a clase: ya sé que es muy obvio, pero hay personas que no se creen que no tengas que ir a clase nunca. Pues no tienes que ir si no quieres. Esta es la razón número uno por la que yo recomendaría la Uned a las personas que están trabajando y que no pueden permitirse faltar al trabajo para ir a clase, y también a las personas que no viven relativamente cerca de una ciudad donde se oferten los estudios que quieren cursar.

Hay tutorías semanales de cada asignatura: por ello, la Uned también es ideal para aquellos que no son capaces de llevar un ritmo de estudio sin saber por dónde deberían ir estudiando cada semana. Puedes asistir a las tutorías de las asignaturas a las que te matriculas, y algunas incluso se emiten en directo y en diferido por internet, así que las puedes ver desde casa.

Además, me gustaría añadir que los tutores suelen ser de mucha ayuda a la hora de centrar la materia y resolverte las dudas, y que suelen ser encantadores. Esto lo digo porque en la universidad presencial he ido a clase para que me insultaran, me dejaran en ridículo o simplemente se pusieran a hablar de un tema de esa manera ideada para que ningún alumno entendiera absolutamente nada. Os lo cuento así, porque así ocurrió (aunque hubo excepciones y también encontré algunos profesores estupendos).

La información de cada asignatura está disponible desde el primer día: es decir, que según te matriculas, te lees las guías de cada asignatura y ya sabes las fechas de los exámenes, la materia que entra en el examen, el libro que tienes que seguir, las posibles pruebas que se harán durante el cuatrimestre y las fechas (la mayoría son voluntarias, para subir nota), etc. Así, una vez que tienes el libro, puedes dedicar todo el mes a esa asignatura si te apetece, porque no hay que esperar a tener apuntes de ningún tipo.

Tú organizas tu propio tiempo: también es una obviedad, pero a mí me encanta la libertad que te da la Uned para poder organizarte desde el primer día, sin miedo de que te aparezcan clases o práctivas sorpresa justo antes de los exámenes, o cualquier otro imprevisto.

Exite un depósito de exámenes que puedes consultar: en las guías se especifica cómo son los exámenes de cada asignatura, pero ver lo que ha caído otros años ayuda mucho a la hora de enfocar el estudio, pues no es lo mismo preparar un test con preguntas muy rebuscadas que preparar preguntas de relacionar o simplemente explicar un epígrafe del libro. Además, suele haber unos temas que caen más veces y, por tanto, son más importantes, y gracias al depósito de exámenes, uno puede saber qué temas son esos. Y también puedes usar los exámenes anteriores como repaso a la hora de estudiar la materia.

Esto lo comento porque me acuerdo de los ladrillos de fotocopias de exámenes que nos pasábamos como oro en paño en la universidad presencial, ya que eran muy complicados de conseguir.

Tienes dos semanas de exámenes con horarios diferentes, para que puedas ir cuando mejor te convenga: en la Uned hay una semana de exámenes, la siguiente de descanso, y otra semana de exámenes en la que los exámenes que fueron por la mañana en la primera, ahora son por la tarde, y viceversa. De nuevo, esto es ideal para la gente que trabaja, porque así no tiene que faltar al trabajo y luego recuperar horas. También sirve mucho a la hora de estudiar, porque puedes dejar algo para estudiar durante la semana de descanso.

Y sí, a los exámenes tienes que ir; no se hacen desde casa ;) .

Si estudias, apruebas: quiero deciros que, aunque penséis que es una tontería, esta es la MAYOR VENTAJA que le veo a la Uned. En la Uned los exámenes pueden ser más o menos difíciles, pero nunca te van a preguntar algo que no está en el libro, mientras que en la universidad presencial a veces parecía que estaba de moda preguntar cosas que nunca se habían dicho en clase.

Los compañeros: sí, es una universidad a distancia, pero os aseguro que también se hacen muchas amistades. Normalmente los estudiantes de la Uned son personas muy ocupadas, pero nos juntamos a través de facebook o skype para organizar grupos de estudio, preguntar dudas, darnos clase unos a otros, etc. Así que no pienses que estarás tú solo.

Inconvenientes

No todo iba a ser un camino de rositas, ¿verdad? ;)

Los temarios son muy largos: en la Uned estudias por libros, y os aseguro que lo que contiene un libro de la Uned nunca lo habría podido llegar a dar todo en clase un profesor de la universidad presencial. Es decir, que por la Uned vas a tener que estudiar más materia.

Los libros están llenos de teorías, historia, etc., que en clase se pasaría por alto o se explicaría con un lenguaje mucho más coloquial, por lo que a mí, personalmente, me parece mucho más difícil de estudiar.

Los libros: los libros de la Uned, aparte de ser en su mayoría carísimos, son poco didácticos (por decirlo suavemente). La mayor parte de los libros que tienes que comprar para estudiar las asignaturas están escritos por los titulares del departamento de turno, y se nota que saben mucho de su materia, pero no lo saben plasmar bien en los libros de texto, de tal manera que la materia viene mal estructurada y explicada, y con muchas cosas que se han metido como relleno.

Esto se nota especialmente cuando una asignatura tiene como libro recomendado alguno de un autor extranjero que ha sido traducido al español: te das cuenta de que ese libro es una maravilla a la hora de estudiar en comparación con los demás.

Es una realidad muy triste, pero es así. Y no penséis que podéis estudiar por otros libros más didácticos, no: en los exámenes se preguntan expresamente epígrafes de los libros recomendados.

Se necesita mucha fuerza de voluntad para estudiar a distancia: es cierto que también se necesita para estudiar, en general, pero por lo dicho anteriormente (más materia, más difícil) creo que requiere mucho más esfuerzo el método a distancia.

Hay personas que tienen un entusiasmo desbordante por sus estudios y casi aprovechan cualquier momento para ponerse a estudiar, pero si eres “de los normales” (como yo, por ejemplo), ten en cuenta que vas a tener que organizarte muy requetebién y seguir horarios muy estrictos para aprobar los exámenes. Es cierto que tenemos tiempo libre aquí y allí que pensamos que vamos a aprovechar para estudiar, pero muchas veces no contamos con que vamos a llegar cansados de trabajar y, en esas condiciones, habrá que realizar un esfuerzo titánico para coger los libros en lugar de desmayarnos en el sofá.

Quiero avisaros también de que pasaréis muchísimos fines de semana y vacaciones ESTUDIANDO. Es mejor no edulcorarlo…

Los amigos, los cafés y las horas de biblioteca: no es que yo sea muy sociable, pero lo mejor de la universidad presencial han sido los compañeros que tienes todos los días al lado en clase, en la biblioteca y en la cafetería, y que, seguramente, seguirán siendo amigos durante muchos años más.

Esto, a no ser que asistas a las tutorías de tu centro asociado, no lo vas a tener estudiando a distancia, y es una de las razones por las que no recomendaría la Uned como primera carrera.

***************

Y creo que esto es todo. Si algún estudiante unediano está leyendo esto y quiere añadir alguna cosa, os invito a comentar vuestras impresiones.

También espero haber resuelto dudas a aquellos que están pensando en empezar una nueva carrera a través de la Uned.

Tened en cuenta que esta lista de ventajas e inconvenientes es totalmente subjetiva, y que la he realizado comparando con mi experiencia personal e intrasferible (y bastante terrible, todo sea dicho) de estudiar en la universidad presencial.

¡Feliz domingo!

 

He aquí uno de los libros que no debéis de apuntar en vuestra lista de pendientes:

la mirada del bosque chesús yuste

Lo leí gracias al club de lectura hace unos meses y ya no lo tengo fresco, pero para resumir os diré que es una novela negra ambientada en un pueblo pequeño de Irlanda, con unos personajes (el jefe de policía, la maestra, el alcalde, la locutora de la radio, etc.) que se reúnen para cenar los miércoles y que, aprovechando el asesinato de una mujer del pueblo, intentan unir sus fuerzas para resolver el caso.

El problema del libro es que introduce gran cantidad de personajes estrafalarios en pocas páginas, y que lo adereza con un marco temporal, la votación de Irlanda sobre la entrada en la UE, que no tiene en absoluto relación con la historia que nos cuenta pero que también nos lo quiere contar, como para que sepamos lo mucho que el autor se ha informado sobre el tema. Ni que decir tiene que la resolución del asesinato no es de las que te dejan con la boca abierta y que, además, tampoco tiene relación con la situación política del momento.

Es decir, un batiburrillo de asesinato, demasiado personaje extravagante, y un trasfondo histórico inconexo con todo lo demás. Quizás se salva un personaje que me hizo gracia: un chino que sabía más sobre Irlanda y su cultura que los propios irlandeses; era gracioso.

No gustó mucho en el club.

rakin2

Título: La mirada del bosque
Autor: Chesús Yuste
Editorial: Paréntesis
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-99191169
Páginas: 190
Precio: 13,00 €

 

Hoy es un día muy importante para mí porque voy a publicar mi primera entrevista en el blog :D.

Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre

Es una ocasión muy especial, ya que he tenido la oportunidad de entrevistar a una señorita muy distinguida y de la que seguro habéis oído hablar: miss Edwina. Efectivamente, es la misma Edwina a la que van dirigidas todas las cartas que la protagonista de Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre (reseña) envía durante la temporada social.

No ha sido nada fácil preparar la entrevista, primero porque he tenido que viajar a Londres del siglo XIX, y segundo porque el corsé no me sienta demasiado bien, pero todo sea por conseguir una exclusiva de esta personalidad de la que el mundo literario no para de hablar. Además, he tenido que desempolvar mi inglés del siglo XIX para la ocasión, y el polvo de dos siglos es mucho polvo, os lo aseguro.

Y bien, me encuentro en un saloncito muy cuco con vistas al barrio de Chelsea, tomando un auténtico té inglés frente a una bandeja de 5 pisos llena de diversos pastelitos, y manteniendo una animada conversación con Edwina (todo a la vez, sí). Enseguida os cuento.

tea time londres siglo XIX

Antes de nada, muchas gracias por recibirme, es para mí un honor conocer a la famosa Miss Edwina. En primer lugar ¿cómo conoció a Miss Hawthornetone-Williamsmith?

Pues verá, ambas éramos compañeras en la escuela de señoritas donde aprendíamos cosas tan útiles como a saludar, bailar, y hacia qué lado van los sombreros. En clase de francés nos iban preguntando, una por una, el verbo

Ah, quiere decir que les preguntaban los verbos en francés, ¿no?

No, el verbo, el único que estudiábamos, e iban por orden de cómo estábamos sentadas, cuando llegaban a Miss Hawthornetone-Williamsmith tardaban tanto en decir su nombre, que nunca daba tiempo a preguntar a la siguiente, por eso decidí sentarme siempre a su lado. Y una cosa llevó a la otra, y terminamos siendo grandes amigas.

O sea, que se hicieron amigas cuando las examinaban de la conjunción de verbos, perdón, de “el verbo”.

¿Conjugación? No, solo decíamos el verbo, y ya está. Recibimos una educación muy esmerada, como ve.

En efecto, me hago una idea. Con materias tan abundantes, supongo que a su amiga le habrá resultado muy difícil transmitir todo ese conocimiento a su pobre de cabecera. ¿Es por esa dificultad que Ud. no tiene su propia pobre?

Humilde, querida, humilde. Lo cierto es que el tener una relación con una muchacha tan sencilla parece que le ha proporcionado a mi condiscípula horas de diversión, así que no descarto tomar bajo mi protección a otra muchacha de extracción humilde para poder explicarle cosas tan cruciales en la vida de una dama como saber a qué altura, exactamente, debe caer un chal. Que si eso no es fundamental, yo no sé qué lo será.

Desde luego, yo he estado un rato pensando en ello antes de venir.

Tantas ocupaciones apenas le dejan a su amiga tiempo para estar al día sobre la vida social de sus vecinos y, sobre todo, de sus vecinos solteros, ¿cree Ud. que su amiga debería centrarse más en tan distinguidos y deseables caballeros?

Bueno, creo que mi amiga no ha olvidado su sagrado deber de buscar marido, aunque no sé si no es poco cabecita loca y acabará por escoger a alguien poco adecuado, no sé… alguien como un… no quiero ni pensarlo, un hombre que tenga un empleo.

¡Dios nos libre de tan terrible destino para nuestra amiga!

Y dígame, de entre los pretendientes que ha conocido a través de las cartas, ¿cuál es su favorito?

Es evidente que ninguno de los jóvenes con los que se relaciona alcanza el refinamiento que puede llegar a tener un caballero londinense, pero quizá sean admisibles, aunque para decirle si le aconsejo alguno, lo realmente fundamental es saber ¿alguno tiene casa en Bath?

Coincido con Ud. en que esa es una cuestión fundamental que espero su amiga nos aclare con prontitud.

Cambiando de tema, habrá notado que Agnes, una de las “amigas” de su amiga mis Hawthornetone-Williamsmith, no para de hacer comparaciones de las fiestas del campo con las de Londres, y quiero aprovechar que Ud., miss Edwina es originaria de esta maravillosa ciudad, para preguntarse si realmente  Agnes destacaba en dichas fiestas.

¿Esa tal… cómo es….Miss Agnes Mallowan? No creo haber oído citar ese nombre jamás en mi círculo social (gesto de disgusto).

Pero ¿quién soy yo para juzgar a esa señorita? ¡Sobre todo cuando ya dispone de una verdadera amiga como Mis Hawthornetone-Williamsmith para hacerlo!

Ya me parecía a mí que no era muy conocida por aquí…

También me gustaría saber, ya que estamos cotilleando, si Ud. tiene algún pretendiente preferido aquí en Londres.

Pues ahora que lo menciona, hay más de un caballero que me hace objeto de sus atenciones. Y si mi tío no anda cerca le diré, en confianza, que Freddy Ploverhead no me es del todo indiferente. A mi familia tampoco les es indiferente, en concreto, le detestan profundamente.

Desde luego, me alegro de que hayan notado la presencia de este caballero llamado “Cabeza de Chorlito”, si mis recién desempolvados conocimientos de su idioma no me juegan una mala pasada.

Para terminar, me encantaría pedirle a su cocinera la receta de estos pastelitos de limón tan deliciosos, si no tiene inconveniente.

¿Mi cocinera? Jamás la he visto, pero estoy segura de que su cocinera seguro que conoce la misma receta ¿No cree, querida?

Oh, sí, por supuesto, qué tonta estoy. En cuanto llegue a casa le pediré, digo le exigiré, que me prepare una bandeja de cinco pisos, por supuesto.

Ha sido un placer poder hablar con Ud.

El placer ha sido mío, querida.

***************

Si queréis conocer un poquito más sobre la autora, nuestra amiga Belén Barroso, pasad por el blog de Mónica para leer la entrevista que le ha hecho ;)

Además, podéis seguir a Belén en Facebook y en Twitter.

Artículos anteriores »