Feed de
Artículos
Comentarios

Miedo, de Stefan Zweig

Miedo es una de las novelas cortas de Stefan Zweig que desconocía y descubrí, por azar, en la biblioteca donde veraneo (sí, esa en la que aún puedes entrar y rebuscar entre las estanterías. ¿Os acordáis de aquellos maravillosos momentos entre libros?).

En uno de los encuentros con su amante, Irene es descubierta y chantajeada por una mujer de una clase social inferior. Asustada, Irene compra su silencio, pero la mujer se dedicará a partir de entonces a perseguirla en sus paseos, exigiendo cada vez más más dinero.

Comienza así una montaña rusa emocional que nos llevará desde la ira a la desesperación. ¿Debería confesar y acabar así con el chantaje, corriendo el riesgo de romper su matrimonio? En varias ocasiones lo intenta, pero la vergüenza y la humillación embargan a Irene, y son sentimientos tan poderosos que, incluso frente a un marido atento y comprensivo, ganan la partida.

El miedo a la chantajista, junto con el miedo a perder la vida burguesa que tanto placer le causaba a Irene es el hilo conductor de esta historia que nos deleita con un final sorpresivo después de habernos dejado exhaustos por todas las emociones vividas a lo largo de la novelita. Como es habitual, muy recomendable.

Título: Miedo
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Acantilado
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-16748-96-9
Páginas: 145
Precio: 12 €

Adentrarse en una novela de Almudena Grandes siempre es una tarea exigente para el lector, que sabe que le va a absorber de lleno y que no saldrá siendo el mismo al terminar la lectura. Yo incluso sueño con las palabras y las páginas de sus libros, que van pasando según avanza la noche.

En esta ocasión, la autora se embarca en una serie de novelas sobre la guerra civil española que cuentan un pequeño evento histórico, quizás no demasiado conocido, que adereza con sus siempre magistrales personajes ficticios. Inés y la alegría toma como referencia la invasión del Valle de Arán por la Unión Nacional Española en el año 1944, en plena dictadura franquista.

La novela está dividida en dos partes: tenemos capítulos relatando los acontecimientos que mueven a los personajes históricos reales, centrados en los dirigentes del PCE en el exilio, y que serán la base sobre la que se sustenta la verdadera historia de la novela, la historia de Inés. Esta comienza mucho antes de la guerra y nos presenta a una joven de buena familia que, por azar, acaba sola en Madrid cuando se produce el levantamiento militar. Inés nunca antes se había interesado por la política y, no obstante, acaba siendo una ferviente defensora de la causa republicana que pone a su disposición todos los medios a su alcance, sin darse cuenta de que esto acabará enfrentándola con su familia y, en particular, con su hermano. Inés acabará en una cárcel de mujeres primero, y en un convento después, hasta que La Pirenaica le devuelve la esperanza.

Como siempre, la prosa es casi tan importante como la historia. La de Inés y la alegría es la historia de los españoles exiliados que siguieron adelante en una tierra extraña pero, afortunadamente, juntos; hombres y mujeres que no renunciaron a una nueva vida pero, a la vez, mantuvieron viva la esperanza de volver a sus pueblos, a sus antiguos trabajos como maestros, mineros o médicos… Y que hubieron de esperar décadas para poder hacerlo.

Recomendar las novelas de Almudena Grandes es una obviedad, así que terminaré la reseña deseando solamente que la disfrutéis. A mí me place saber que aún me queda el resto de sus episodios por descubrir.

Título: Inés y la alegría
Colección: Episodios de una Guerra Interminable I
Autora: Almudena Grandes
Editorial: Maxi Tusquets
Encuadernación: Bolsillo
ISBN: 978-84-8383-601-9
Páginas: 736
Precio: 10,95 €

 

*****

Te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email mensual, el primer viernes de cada mes, en el que hablaremos de libros, escritura y literatura.

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.

Así comienza Siempre hemos vivido en el castillo, una novela de misterio con una protagonista muy peculiar, Merricat Blackwood, que vive feliz y segura en su mansión con su hermana mayor Constance y su tío inválido, y que pronto conoceremos íntimamente, pues es ella la que cuenta la historia.

Merricat es la única que sale de la propiedad, dos veces por semana, para hacer la compra en el pueblo y sacar libros de la biblioteca, y es en esta primera vez que salimos con ella cuando se nos presenta todo lo inusual de la historia: con escasas excepciones, los vecinos de los Blackwood les odian y vuelcan sobre la pobre Merricat todo el desprecio que sienten hacia esa familia de clase acomodada que, en su día, les despreciaba a ellos también, haciendo de su periplo por el pueblo una tortura que la joven teme pero capea estoicamente cada vez.

No obstante, el desdén de los vecinos palidece en comparación con el inesperado peligro que se cierne sobre los Blackwood, y es que reciben una visita en absoluto grata de su primo Charles, con el que perdieron el contacto hace años, y que intentará ganarse la confianza de Constance, sabedor de la fortuna que encierra la casa.

Shrirley Jackson crea un personaje embriagador, Merricat, que es una mezcla de timidez extrema y obsesión por proteger a su hermana, aderezado por ese aislamiento social que los Blackwood se han autoimpuesto desde que parte de la familia murió. Nos envuelve una atmósfera opresiva; el propio Charles irrumpiendo en lo que hasta ahora había sido un entorno controlado al milímetro; y Merricat intentando expulsarle de su mundo con los escasos medios a su alcance: enterrando objetos, quebrando espejos, borrando las huellas de Charles.

Es una novela de una sencillez e intensidad difíciles de asimilar. Muy recomendable.

Título: Siempre hemos vivido en el castillo
Autora: Shirley Jackson
Editorial: Minúscula
ISBN: 978-84-945348-6-7
Páginas: 208
Precio: 18,50 €

 

*****

Te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email mensual, el primer viernes de cada mes, en el que hablaremos de libros, escritura y literatura.

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

Hábitos atómicos fue un bestseller el pasado año en los países de habla inglesa ya que el autor, que llevaba años recopilando información y compartiendo sus ideas en una newsletter, se dedica a enseñarnos dos cosas: cómo introducir en tu vida los hábitos que quieres adquirir, y cómo dejar de hacer aquellos que no quieres seguir teniendo. Además, el título es muy revelador, pues resalta la idea de que los cambios pequeños diarios tienen efectos grandes a lo largo del tiempo, y precisamente es la filosofía de este libro: no intentes grandes gestas todos los días porque no podrás mantenerlas en el tiempo; intenta mejorar un 1%, luego otro 1%, y al final verás resultados. No de la noche a la mañana, pero llegarán, y serán más duraderos.

He utilizado algunas de las estrategias que James Clear propone para un objetivo concreto, y lo voy a usar como ejemplo en esta entrada. Veréis, yo siempre he hecho deporte por las mañanas, pero siempre lo mismo: correr y nadar. Alguna vez había intentado hacer ejercicios nuevos en casa con clases de youtube que me gustaban, pero nunca se convirtió en un hábito. El confinamiento trajo un mundo nuevo lleno de variedad con un montón de vídeos y de clases que hacía mañana y tarde pero, en la nueva normalidad, los he dejado de lado y he vuelto a lo de siempre: deporte solo por la mañana. Además, siendo verano, descarto por completo salir a hacer algo de ejercicio por las tardes, que bastante tengo con sobrevivir a este calor sofocante. Así las cosas, decidí que iría poco a poco estructurand el hábito de “moverme por la tarde” con una rutina de estiramientos de unos 20 minutos diarios. Desde mi punto de vista, los estiramientos cumplen dos funciones: en primer lugar me vienen fenomenal después de varias horas delante del ordenador por la mañana y varias de estudio por la tarde; y, en segundo lugar, me ayudan a establecer ese hábito de que “por la tarde también toca moverse”, aunque adecuándolo a las actuales olas de calor, que no me permiten salir a correr o hacer un circuito de pesas, etc. sin asarme.

Entonces, uso varias estrategias del libro para vencer la pereza y hacer mis estiramientos: después de comer suelo preparar el cotarro para que sea más difícil hacerme la remolona: preparo la colchoneta y la tele en el salón con una lista de reproducción de varios vídeos que he probado y me han ido gustando, con el fin de seguir diferentes monitores y añadir variedad; así, cada vez que paso por el salón tengo un recordatorio visual de lo que tocará hacer más tarde. Además, los hago sobre las 8 de la tarde, cuando termino de estudiar, de tal manera que suponen una recompensa en sí mismos porque me relajan y me vienen fenomenal para la espalda. Sigo también una de las reglas del libro que consiste en no convertir el “no hacer las cosas” en un hábito, que se traduce en que no dejo que pasen dos días seguidos sin estirar. Y, por último, tengo un habit tracker para poner una crucecita los días que hago los estiramientos, y parece una tontería, pero da mucha satisfacción ver que lo vas haciendo de manera consistente.

La explicación parece bastante farragosa, pero realmente todo el proceso me lleva unos 30 segundos que tardo en conectar el ordenador a la televisión y poner la colchoneta en el suelo, y 2 segundos en pintar una cruz en el habit tracker, aparte de los 20 minutos estirando, claro. Mi intención es que, cuando llegue el otoño, no sea difícil cambiar la rutina de estiramientos por otra más movidita, a la misma hora y quizás en el mismo salón de mi casa. Por el momento llevo más de un mes, y a las 8 de la tarde ya noto que el cuerpo me pide levantarme y “hacer algo”.

En fin, sé que no me ha quedado una reseña propiamente dicha, pero el mensaje que quiero transmitir es que es un libro lleno de ideas para que vayas consiguiendo hacer las cosas que quieres sin gastar toda tu fuerza de voluntad por el camino. Me encanta la facilidad de algunas estrategias, que son muy sencillas pero realmente ayudan, así como el mantra de mejorar un poco cada día y no intentar cambiar de vida de la noche a la mañana, lo cual ya sabemos que no suele perdurar en el tiempo.

Muy recomendable 😉

Título: Hábitos atómicos
Autor: James Clear
Editorial: Diana
ISBN: 978-84-18118-03-6
Páginas: 328
Precio: 17,95 €

 

*****

Te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email mensual, el primer viernes de cada mes, en el que hablaremos de libros, escritura y literatura.

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

Como os comentaba tanto en la última entrada, me he decidido a leer autores negros españoles para el mes temático (#blackhistorymonth) propuesto por Trotalibros, pero me he topado con una barrera inesperada: hay muy poca información sobre estos autores y sus libros, y esto hace difícil encontrarlos…

De mi biblioteca pública, siempre bien surtida, he tomado un par de libros en préstamo, y este es el primero que leo.

Desirée Bela-Lobedde es una mujer más o menos de mi edad, española, y negra; y en su libro Ser mujer negra en España nos ilustra sobre la experiencia que ha supuesto para ella el crecer en este país, que no acepta que una persona negra pueda ser “de aquí”.

En el libro, nos narra su vida desde la infancia, en un pueblo de Barcelona. Habla sobre su paso por un colegio religioso en el que era la única persona negra; las otras compañeras que no veían el color de su piel, sino que simplemente eran niñas compartiendo los primeros años de su vida juntas, como amigas; y los primeros ataques racistas que tuvieron lugar cuando era pequeña: “¡Negra!”, la decían otros niños por la calle, a modo de insulto por ser como era.

Creo que es muy importante leer a un autor de nuestro país, ya no digamos de la misma edad del lector, hablando sobre racismo, porque compartimos muchas referencias culturales que, como no podía ser de otra manera y para sorpresa de nadie, son utilizadas por algunos para atacar a otras personas. Los niños negritos que se mueren de hambre en África, la canción del Colacao, el helado Negrito de Frigo, los conguitos, las canciones de Georgie Dann…  Desirée ha pasado por todo ello desde que era niña.

En la adolescencia nos cuenta que comienza a relacionarse con otras personas negras cuando empieza a salir por Barcelona y descubre que, en ocasiones, otras personas se acercan a ella precisamente por ser negra: un grupo de grafiteros guays del instituto piensan que incluyendo a una negra en su pandilla van a ser todavía más guays y más antisistema; fines de semana con el correspondiente chico que se interesa por ella para probar suerte y ver si “las negras son unas fieras en la cama”; o gente que para su negocio quiera tener trabajando a alguien “exótico”. Al hecho de ser mujer, se le añade el hecho de ser negra.

El libro está dirigido a todo tipo de público, es decir, a personas negras y no negras, y por eso, supongo, dedica la autora tantísimas páginas a contarnos cómo ha llevado el pelo en cada época. Esta parte se me hizo aburridísima, lo confieso. Entiendo que el pelo afro es complicado de cuidar y que los tratamientos para alisarlo o rizarlo son agresivos de por sí, pero hubiera preferido aprender sobre lo complicado que es, en lugar de leer sobre productos, marcas y peluquerías, que es de lo que la autora habla en su blog de belleza, y que detalla también en el libro a lo largo de varios capítulos. Lo que me pareció más interesante es precisamente lo que cuenta de pasada, como es el caso de una ley de Lousiana del siglo XVIII para que las mujeres negras se taparan su pelo por ser sus peinados demasiado llamativos para los hombres blancos; o el tema del blanqueamiento de la piel y los peligros que conlleva para la salud. En fin, creo que el formato libro no casa bien con explicación de productos de belleza porque, si quiero informarme sobre ellos, preferiría leer un blog donde puedo ver imágenes, precios, enlaces a tiendas, vídeos, etc.

Otra de las pegas que le pongo al libro es la cantidad de coletillas dirigiéndose al lector que, de tan abundantes, te sacan de la lectura: “En el siglo XIX, como ya te he contado…“, y diez líneas más abajo: “Por eso, y retomando lo que te estaba explicando antes...” (ambos en la página 139). Son temas de estilo que se hacen bastante repetitivos.

En definitiva, y aunque que el estilo es mejorable, lo que realmente importa del libro es el mensaje y el toque de atención la sociedad en su conjunto, que considero muy necesario.

Título: Ser mujer negra en España
Autor: Desirée Bela-Lobedde
Editorial: Random House
Sello: Plan B
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-17001-65-0
Páginas: 180
Precio: 14,90 €

 

*****

Te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email mensual, el primer viernes de cada mes, en el que hablaremos de libros, escritura y literatura.

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

Para el mes de julio, y dentro del movimiento Black Lives Matter, Trotalibros ha propuesto dedicar nuestros blogs y redes sociales a libros de autores negros, publicando con el hashtag #blackhistoryjuly.

Yo he querido unirme a este mes temático pero dedicándolo a la literatura de nuestro país, y me he topado con un muro que no había sabido preveer: no he sido capaz de recordar el nombre de ningún autor negro español, ni siquiera residente, ya puestos; y, para mayor desmayo, los únicos títulos que he encontrado en internet han sumado un total de cinco, incluyendo alguno de editoriales poco conocidas y, por lo tanto, difíciles de conseguir.

Desde aquí, os dejo los dos que me han parecido más accesibles y con mayores probabilidades de aparecer en una biblioteca o librería por la que paséis, pero también quiero pediros que, si conocéis alguno más, me pongáis el título y el autor en un comentario para poder elaborar una lista en este mismo post que me (nos) sirva de referencia tanto para este mes dedicado a los escritores negros como para futuras lecturas.

Ser mujer negra en España (Desirée Bela-Lobedde)

Sinopsis:

Ser mujer negra en España es un libro necesario para entender el racismo y, sobre todo, para que nunca más se produzca. ¿Cuánto tiempo llevas aquí? ¿Por qué hablas tan bien español? ¿Ya has ido a tu país? ¿Me enseñas tus papeles? ¿De dónde es una belleza tan exótica como tú? ¿Es verdad eso de que las mujeres negras sois unas fieras en la cama? Como una suerte de memorias, que van desde la infancia hasta la adultez, Desirée Bela-Lobedde, activista afroespañola, nos cuenta cómo es vivir siendo mujer y negra en España, cómo es sentirse siempre diferente y cómo es ser testigo del racismo que todavía existe en este país. Y lo hace desde el corazón y desde la profunda convicción de que esto puede cambiar y que, finalmente, todos podemos llegar a ser mejores personas si dejamos los prejuicios y la intolerancia de lado.

Hija del camino (Lucía-Asué Mbomío Rubio)

Sinopsis:

La novela debut de una de las voces más influyentes de la comunidad negra en España. Hija del camino narra la historia de una joven española de madre blanca y padre negro que se siente entre dos mundos, siempre al margen. Una novela rompedora sobre la identidad, los lazos familiares y la lucha contra el racismo. Sandra Nnom lleva demasiado tiempo sin encontrar su lugar en el mundo, un sitio donde no atraiga las miradas, en el que pueda ser ella misma sin que nadie la etiquete. Recién instalada en Londres, echa la vista atrás. De pequeña, cuando en su barrio madrileño le preguntaban de dónde era, afirmaba orgullosa que era guineana y se inventaba cómo pasaba los veranos en África a partir de los relatos de su padre, aunque nunca hubiera salido de España. Las preguntas sobre su identidad siempre han sido una constante desde entonces. Huyó a Guinea para disipar esos interrogantes, pero el viaje no le aportó las respuestas que ella esperaba. Ahora, esta viajera insaciable ya ha perdido la cuenta de cuántas veces ha empaquetado su vida para encontrar una tierra a la que llamar hogar. ¿Será en Londres donde por fin encuentre su lugar? ¿O todavía tendrá que recorrer más camino hasta encontrar su destino verdadero?

Además, te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email el primer viernes de cada mes y, en este número de julio, hablaremos de la importancia de leer libros de autores negros:

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

 

Supongo que, al igual que yo, vosotros tampoco leáis varios libros de un mismo autor seguidos; pero tenéis que reconocer que hay ciertos autores que ponen esta especie de “norma lectora” en grave peligro, y uno de ellos es, amigos, Bill Bryson.

Acababa de leer su biografía sobre Shakespeare junto a Mónica (os recomiendo su estupenda reseña) cuando, enfrentada a una semana repleta de exámenes, decidí seguir en “modo Bryson”, como me han dicho en casa cuando oyen mis ataques de risa provocados por sus libros, con una lectura que aborda algo que hemos echado mucho de menos estos últimos meses: la naturaleza.

Un paseo por el bosque es un relato autobiográfico sobre la genial idea de Bryson de recorrer en el año 1998 el Sendero de los Apalaches (Appalachian Trail): una ruta de 3.500 kilómetros paralela a la costa este americana, que pasa por 14 de los estados de Estados Unidos, por ocho Bosques Protegidos, y por dos Parques Nacionales. Una aventura que muy pocos realizan de una sola vez, ya que se necesitan entre 3 y 4 meses para completarlo, pero que atrae cada vez a más gente por su belleza y el esfuerzo que requiere.

Este hito de los excursionistas no es precisamente “un paseo”, y menos para Bryson y su amigo Stephen Katz, que no están lo que se dice en buena forma física. En su característico estilo repleto de humor, el autor relata sus aventuras como comprador novel de equipamiento de montaña; la idea de Katz de tirar por un barranco sus botellas de agua porque pesan; sus encuentros con criaturas del bosque no domesticadas, incluyendo la raza humana; o sus lecturas de cabecera durante la aventura: libros sobre asesinatos en los Apalaches, libros sobre muertes por hipotermia en los Apalaches, o ilustrativos libros sobre ataques de osos en los Apalaches.

Esta ruta no es como las que conocemos aquí (estoy pensando en el Camino de Santiago, por ejemplo): aunque hay refugios a lo largo del sendero, pueden pasar días hasta que encuentres un lugar donde comprar provisiones o tomarte un café. Es naturaleza salvaje el 99,99% del tiempo, y Bryson aprovecha la ocasión para contarnos la historia detrás de tan famoso itinerario, así como las deficientes actuaciones de conservación por parte de las autoridades competentes de una de las zonas más bellas y con mayor biodiversidad del planeta.

En fin, si no habéis leído a Bill Bryson, os estáis perdiendo uno de los placeres de esta vida. Hacedme caso.

P.D.: Conocí al autor con Una breve historia de casi todo y, releyendo mi reseña, me doy cuenta de que fue una conexión instantánea. ¡Me lo pasé genial!

Os dejo los datos de la edición de bolsillo:

Título: Un paseo por el bosque
Tïtulo original: A walk in the woods
Autor: Bill Bryson
Editorial: RBA Bolsillo
ISBN: 978-84-9187-358-7
Páginas: 368
Precio: 9,95 €

*****

Te invito a suscribirte a mi Newsletter. Recibirás un email mensual, el primer viernes de cada mes, en el que hablaremos de libros.

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

 

Hace exactamente dos años os hablaba de Natalie Goldberg y su encantador libro sobre escritura en esta reseña.

Se ha convertido en una de mis lecturas de cabecera y he vuelto a él —por tercera vez— durante los primeros días del confinamiento, en busca del cariño y la inspiración que desprende Natalie.

Se trata de mucho más que un libro con consejos de escritura. Natalie Goldberg explora la experiencia de haberse dedicado a escribir durante toda su vida, de haber exprimido cada minuto llenando cuadernos con su writing practice después de pasar el día trabajando en alguna otra cosa que le permitiera ganarse la vida.

En cada relectura encuentro una nueva idea; por eso vuelvo al libro. Natalie te encandila hablando de tantas cosas… De su pena cuando su maestro zen murió; de la mejor hora para ir a un restaurante a escribir sin que los camareros se molesten por ocupar una mesa más tiempo del habitual; de la importancia de saber el nombre de las flores que te encuentras cuando paseas.

Es un libro infinito, inspirador, que quizás no ha tenido demasiada trayectoria en nuestro país, pero es ya un clásico en países angloparlantes, y por méritos propios. No me cabe duda de que el título, El gozo de escribir, es parte del problema. En inglés se titula Writing down the bones, que yo traduzco a mi libre albedrío como Escribir hasta exprimirte el alma.

Lo llames como lo llames te invito, una vez más, a descubrirlo.

Título: El gozo de escribir
Autor: Natalie Goldberg
Editorial: La liebre de marzo
ISBN: 978-84-87403-09-5
Páginas: 244
Precio: 15,00 €

Mi nueva Newsletter

¡Buenos días! Me complace anunciaros la reciente creación de la Newsletter de From Isi

♥♥♥♥♥

He decidido embarcarme en esta pequeña aventura para dar cabida a contenidos que, quizás, no encajan dentro de un post en el blog, pero que me gustaría que no se perdieran.

Soy consciente de que todos recibimos montones de emails cada día, así que trataré de que mi newsletter os aporte ideas curiosas e inspiradoras, con contenido basado en lo que más nos gusta: la literatura, los libros y los autores. Aunque la temática será principalmente literaria, si me lo permitís quizás dedique también algún espacio al correo postal y a las manualidades, mis otras pasiones. Me encantaría que os animara a comentar o charlar sobre algunos temas que sean de vuestro interés; que no fuera un correo solo de ida, y que todos puedan aportar sus ideas.

Si te suscribes, recibirás un email con periodicidad mensual, en principio el primer viernes de cada mes, en el que encontrarás un apunte o reflexión basada en alguna lectura. Además, serás el primero en enterarte de sorteos y actividades del blog y, como guinda, te enviaré fotos chulis de flores y naturaleza, ideales para cultivar tu paz interior.

Para suscribirte solo tienes que rellenar el formulario que encontrarás más abajo, o el formulario está en la barra lateral derecha del blog. Al introducir tu nombre y tu correo recibirás un email para que confirmes tu condición de persona humana; deberás hacer click en el enlace para decirle al sistema que no eres un robot, ¡y ya estará listo!

Y, si no te encuentras a gusto, podrás cancelar la suscripción en cualquier momento.

¿Te apetece unirte?

Newsletter From Isi

* indicates required


¡Nos leemos!

(También puedes suscribirte siguiendo este enlace)

 

Todo el mundo sabe que los gondoleros de Venecia son los mejores —corrección, perdonen—, todo el mundo solía saber que los gondoleros de Venecia son los mejores cantantes del mundo.

Es probable que lo que acabo de decir le parezca ridículo. (Sé que al menos yo lo creía cuando empecé a investigar el material para este libro). Después de todo, ¿cómo puede nadie ser el «mejor» en algo que es imposible medir con precisión?

Cuando era pequeño, Luigi se escapaba de casa cada noche para subir a la góndola de su padre y navegar por los canales de Venecia protegido por la oscuridad. Era su pasión, convertirse en un gran gondolero. No es de extrañar, por tanto, que al ingresar en la Escuela de Gondoleros fuera ya un prodigio conduciendo la góndola incluso por las curvas más cerradas de las callejuelas más estrechas de la ciudad. Pero el futuro tan prometedor de Luigi se vio truncado por una curiosa circunstancia: cuando, en su primer día de trabajo, sus primeros clientes le pidieron que cantara O sole mio, el muchacho a punto estuvo de destrozar los tímpanos de Venecia entera.

Luigi es el hilo del cual tira nuestro autor florinés favorito, S. Morgenstern, para descubrir por qué los gondoleros venecianos, cuya voz prodigiosa era otrora admirada en todo el mundo, han dejado de cantar. En una fábula divertidísima sobre los sueños, el talento y la solidaridad, y con ilustraciones acompañando las páginas del relato, Morgenstern nos regala una historia con su característico estilo tierno y alocado al mismo tiempo.

Los amantes de La princesa prometida encontraremos en Los gondoleros silenciosos la esencia de nuestro querido William Goldman, una vez más escribiendo como S. Morgenstern. Se trata de un libro mucho menos ambicioso, pero nos vuelve a deleitar con su toque de magia, sus personajes algo chiflados, y su cándido protagonista que se deja el pellejo para aprender a cantar. Yo creo que os va a gustar.

Título: Los gondoleros silenciosos
Autor: William Goldman
Traductor: Mercedes Herrera Perol
Editorial: Ático de los Libros
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-16222-74-2
Páginas: 160
Precio: 12,90

Artículos anteriores »